El ser y estar

No soporto a los charlatanes y a los que tienen relaciones competitivas (suelen ser los mismos). Yo voy, yo estoy, yo sé, yo hago, y yo más, y yo, yo… y luego “na de na”. Egocentismo puro. La cosa es eso, decir que son más y todo lo suyo es lo más, ese es su tema principal de conversación, no hay otra. Todo lo llevan a su terreno personal, jamás te dejan hablar. Te abordan y hala, a largar. Siempre te aconsejan -para su beneficio- sin pedirles consejo.

Suelo evitarlos, son gente tóxica, les importas un carajo, están siempre mirando lo que hacen los demás, te amargan, son fisgones y meticones (en tu vida personal y relaciones), e incluso algunos quieren controlar tu vida y estar por encima de ti, para lo cual lo primero que hacen es humillarte haciendo te ver que eres un número, tonto y malo, él es el bueno. Ah y si lo mandas a la mierda van a decir muy ofendidos: ¡jobar con ese tío… se ha hecho el jefe!

Exacto, el jefe de mi vida, la cual quieres mangonear.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s