Paradores escanea la fachada de San Marcos antes de arreglarla

Empiezan a radiografiar el edificio siete meses después de que se desplomara una gárgola.

verónica viñas | león 21/05/2014
Una gárgola anunció la desgracia en San Marcos, igual que ocurrió hace ocho años en la Catedral de León. Desde noviembre una valla de protección acordona el edificio erigido en 1520. La fachada de una de las obras más sobresalientes del Renacimiento hispano, que ya fue rehabilitada íntegramente en 1995, está siendo escaneada ahora, siete meses después de que el Ayuntamiento cursara la orden de reparación urgente a Turespaña y Patrimonio Nacional.
De momento, sigue sin haber fecha para el inicio de la restauración ni presupuesto de los trabajos. La concejala de Urbanismo, Belén Martín Granizo, aseguró ayer que los técnicos están analizando centímetro a centímetro la fachada con cámaras termográficas, con las que es posible detectar fisuras, problemas de adhesión de morteros y cualquier patología que sufra el monumento.
El paso siguiente es completar la ‘radiografía’ del edificio y el diagnóstico. Los técnicos municipales, que supervisaron San Marcos tras la caída de una gárgola, descartaron entonces el riesgo de nuevos derrumbes. La rehabilitación integral llevada a cabo hace casi dos décadas ha resultado menos duradera de lo que se anunció entonces. En aquella intervención, que recuperó uno de los elementos más ‘tocados’ de San Marcos —el torreón—, el Ministerio de Cultura invirtió 1,2 millones de euros. Los trabajos corrieron a cargo de la empresa madrileña Proart y se prolongaron durante un año. Era la época en la que Turismo destinaba 240.000 euros al año para el mantenimiento de un edificio que en cinco siglos ha sido cárcel de un preso tan ilustre como Quevedo, Instituto de Segunda Enseñanza, casa de misioneros y corrección de eclesiásticos, Escuela de veterinaria, hospital penitenciario, Parada de sementales, oficina del Estado Mayor del Séptimo Cuerpo del Ejército y campo de concentración. Convertido en Parador de cinco estrellas en 1964, por sus habitaciones han pasado el ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, los cantantes Bob Dylan y Lenny Kravitz, los actores Anthony Quinn, Alec Guiness y Martin Sheen, el Nobel Severo Ochoa, el astronauta Pedro Duque, el que fuera presidente del Comité Olímpico, Juan Antonio Samaranch y los escritores Paulo Coelho y Umberto Eco, entre otros.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s