Fumar, vapear, y demás caladas.

El domingo pasado fui al fútbol con un amigo con el que voy siempre, lo conozco desde que éramos adolescentes. Fumador empedernido desde muy joven. Se levantaba, y antes de entrar en el baño ya tenía el cigarro en la boca.
Dejó de fumar durante dos años, por prescripción facultativa, pero volvió más fuerte al ruedo. Fumaba picadura sin aditivos, más barata y natural, que convertía en cigarros con filtro con una maquinita. Cuando voy a Canarias le traigo algún purito para fumar en los partidos.
A mí me volvieron a decir hace medio año que tenía colesterol y triglicéridos para regalar, y aunque ya no bebía casi nada, dejé totalmente de tomar alcohol y de paso aproveché para dejar de fumar ya que de vez en cuando lo hacía. El estilo de vida es fundamental para la salud. Ahora he vuelto a tener todos los niveles perfectos. No me han puesto régimen, salvo hacer ejercicio, y aunque como menos carne y grasas ahora me apetecen dulces, cosa que antes jamás probaba.
Después de las fiestas de la Encina él se sumó al carro y ha vuelto a ponerse a régimen por un método de las tiendas Naturhouse, de los cuales eligió el más suave, y optó por dejar el tabaco para siempre pues quiere quedarse por aquí el mayor tiempo posible.
El tabaco es fuente de decenas de enfermedades graves y todo tipo de problemas de salud, y a esto hay que añadir el envenenamiento producido por los cigarrillos empaquetados, a esos que les echan (entre otras 2000 cosas) arsénico y polonio para que no dejes el vicio, o lo dejes directamente para toda la eternidad. ¡Manda cojones con el estado de bienestar, de salud, y la calidad de vida!
Apareció este domingo con un cigarro electrónico de los nuevos, creo que lleva un líquido que vas rellenando, eché una calada y está muy bien, mejor que el tabaco y además limpio, se nota que quita la ansiedad, incluso me dijo que los hay de nicotina pura, lógicamente sin aditivos ni venenos. Dice que cada vez necesita menos también este artilugio.
Vaperar –como se llama a esto- seguro que tampoco es bueno, pero puede ser un eficiente método para volver a respirar normal sin tener que aspirar algo metido en la boca. Por otra parte, parece ser que desde que está en rigor la ley antitabaco en los locales públicos el vicio está remitiendo en la sociedad. Me alegro.
El Estado tenía que hace un control de calidad exhaustivo y prohibir de raíz la venta de tabaco con las características que se vende, tengan el poder que tengan las compañías tabaqueras.
Y sino que se dediquen a vender estas pipas electrónicas que utilizan recambios que seguro que les dan buenos beneficios sin atentar contra la salud pública de forma tan descarada, aunque lo que me gustaría realmente es que se arruinaran en todo el amplio espectro de ruinas posibles, de la misma forma que ellos han hecho con un montón de vidas.
Hay gente que quiere ser rica y feliz a costa del sufrimiento de los demás, que por otra parte ni les preocupa ni les importa en absoluto.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s