¿Conseguirán Alemania y Francia tirar del carro europeo?

Es la locomotora europea por excelencia y después de que haya celebrado elecciones, los expertos apuntan a que podría ejercer con mayor autoridad su supremacía. Alemania se sitúa en cabeza de la Vieja Europa que sufre con virulencia el azote de la crisis y Francia intenta darle la mano para recomponer el eje franco-alemán y conseguir la potencia suficiente para echar a andar a la Unión Europea. La tarea no es sencilla y las dificultades se multiplican: el desequilibrio que sufre Italia en el ámbito político o un nuevo posible rescate para Grecia están en el horizonte, junto con el techo de deuda de EEUU.

elinversorinquieto.es

Comentario
2 Octubre 2013 -Ainara Ariztoy, Redacción eii
Brotes verdes. Son lo que todos quieren ver florecer en la economía y hay quien apunta a que ya se pueden intuir en la maceta y llegan de la mano de los países con más peso dentro de la Unión Europea, Alemania y Francia. Los últimos datos macroeconómicos así lo apuntan en ambos países, aunque las incertidumbres que se ciernen sobre Grecia, Portugal o Italia están haciendo tambalearse a la incipiente confianza que estaba implantándose al menos entre los inversores.
Datos más positivos de PIB
De momento los datos de PIB de Alemania y Francia son positivos en el segundo trimestre del año, el país germano ha crecido un 0,7% trimestral entre marzo y junio y Francia por su parte creció un 0,5% en el segundo trimestre del año.  En el cómputo total, la Unión Europea consiguió cerrar su balance de crecimiento en positivo al recuperar un 0,3% en el segundo trimestre después de ceder en el  primero un 0,1%. Es pronto para echar las campanas al vuelo aunque las cifras parece que ayudan a ver la luz al final del túnel. El  vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn ya ha advertido en este sentido, “este dato más positivo es bienvenido, pero de ninguna manera hay margen para la complacencia”, señalaba Rehn en su blog y añadía: “espero que no haya declaraciones prematuras felicitándose de que la crisis ha terminado”.
El mandatario ha hecho referencia a la situación que viven Grecia y España donde el paro es “inaceptablemente alto” y las perspectivas dibujan nubarrones en el horizonte. Incluso desde el Banco Central Europeo se ha advertido de un deterioro en las perspectivas de crecimiento, la última encuesta que elabora el BCE entre los expertos plantea que el PIB se contraerá en el conjunto del año un 0,6%, dos décimas más que en su anterior previsión. Además el próximo año el desempleo escalará hasta el 12,4% en 2014.
La OCDE sin embargo mejora su visión sobre la Vieja Europa y augura que el segundo trimestre del año que ha presentado esa mejora en Alemania y Francia, conseguirá mantenerse como tendencia. Así las cosas, ha mejorado sus perspectivas de crecimiento para Alemania hasta un crecimiento medio del 0,7% en 2013, frente al 0,4% augurado en mayo, mientras que en el caso de Francia pasa a esperar un crecimiento del 0,3%, cuando el anterior pronóstico era de una caída del 0,3% del PIB. Rebaja sus previsiones para EEUU y para China  y establece que “el ritmo de recuperación en las principales economías avanzadas mejoró en el segundo trimestre y se espera que se mantenga en una tasa similar en la segunda mitad del año. Aun así señala que “los riesgos continúan siendo altos”, puesto que la eurozona sigue siendo vulnerable a la aparición de nuevas tensiones financieras, bancarias y de la deuda soberana. “Muchos bancos de la eurozona están insuficientemente capitalizados y lastrados por préstamos dudosos”. El sector financiero no deja de estar en el punto de mira y menos con la previsión de realizar de nuevo test de estrés a las entidades financieras el próximo año.
Tensiones políticas
Por si fuera poco, surgen nuevas tensiones en Europa que tienen que ver con el ámbito político. Italia vive una importante crisis de Gobierno y los inversores barajan la posibilidad de que tenga que convocar elecciones anticipadas. “No es descabellado pensar así –expone Marcos Sahagún, asesor financiero-. La situación ahora mismo es preocupante y veremos por dónde sale el sol, el caso es que un problema grave en Italia va a tener un efecto contagio en el resto de países periféricos”.
Lo ha dicho en más de una ocasión el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso y ahora su pensamiento vuelve a estar encima de la mesa: “El mayor riesgo del euro es político”. Los analistas de Renta 4 apuntan que “la incertidumbre política en Italia ante la posible dimisión de miembros del Senado que se ha hecho efectiva este sábado por parte de 5 ministros del partido de Berlusconi con el fin de hacer presión para que la Junta del Senado decida no inhabilitar (próximo 4 de octubre) y expulsar a Berlusconi del Parlamento. En este contexto, se va a llevar a cabo una moción de confianza (en principio el miércoles en el Parlamento) para ver si Enrico Letta tiene suficiente apoyo para seguir gobernando, lo que eleva los riesgos de nuevas elecciones en caso de que no consiga pasar la moción. Esta inestabilidad se está reflejando en el mercado de deuda con una ampliación de los diferenciales esta mañana en España e Italia”.
Hay voces que apuntan a que será inevitable la celebración de nuevos comicios como es el caso de la cadena televisiva CNBC. El estratega de Citi en España José Luis Rodríguez Campuzano mantiene que “Enrico Letta probablemente esperará al miércoles a valorar los apoyos que tiene para constituir un nuevo Gobierno que salga del Parlamento. Es éste y no el propio Letta el que debe nombrar el Gobierno. Pero siempre existe la posibilidad de que este voto no se produzca si finalmente el Primer Ministro se apoya en disidentes”. La rumorología también está presente en los mercados, apunta a que Italia podría ver cómo su rating se recorta dada la situación de inestabilidad, así lo han puesto de manifiesto los expertos de Capitalbolsa haciéndose eco de lo que se ha oído en el mercado. Italia tiene actualmente una calificación Baa2 para Moody’s, BBB en S&P y BBB+ en Fitch.
A este combinado de incertidumbre hay que sumar uno más EEUU, Martínez Campuzano matiza que “en USA no estamos hablando de una crisis de gobierno, pero sí de una situación compleja a nivel político. En algo más de quince días, sería el Tesoro el que no podría financiarse en el mercado al haber tocado su techo de endeudamiento. ¿Y después qué? ¿Puede la economía norteamericana superar de nuevo este reto tras el Sequester y el precipicio fiscal? ¿Y si los datos de empleo el viernes sobrepasan las expectativas?”. Los expertos dan por descontado que una vez más, EEUU hará frente a la situación y evitará el precipicio fiscal pero advierten de todas las incertidumbres que sobrevuelan el ambiente.
Es un hecho que Alemania y Francia están presentado cifras positivas de crecimiento, pero ni Europa es sólo dos países ni únicamente Europa mueve la economía mundial. Cada vez más globalizados, los países miran de reojo a sus vecinos para no vivir un efecto contagio como ya se ha visto en el sur de Europa. El eje franco-alemán no está pasando por su mejor momento  después de que el socialista François Hollande ganara las elecciones en Francia y para colmo la primera economía del mundo también tiene ciertos interrogantes encima de la mesa. Dadas las excepcionales circunstancias en las que  estamos inmersos, es difícil aventurar qué va a pasar… Esperemos que se confirmen los atisbos de mejoría. 
Ainara Ariztoy, Redacción eii
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s