Las de 1188 en León son ya las primeras Cortes para todo el mundo

Reconocimiento internacional

Imagen de Alfonso IX y su sello.
NOTICIAS RELACIONADAS
Fuente: La Crónica de León / E.F.G. / León
La inclusión de los ‘Decreta’ de León de 1188 en el Registro Memoria del Mundo de la Unesco aprobada ayer por la directora general de la institución, Irina Bokova, abre un amplio abanico de posibilidades de promoción a la ciudad.
El ex director general del Libro, Rogelio Blanco, considera que debería aprovecharse el hecho de ser un hito singular dentro de la historia del parlamentarismo europeo, por ejemplo en el ámbito turístico. También en su día el Ayuntamiento se planteó incluir la designación de ‘cuna del parlamentarismo europeo’ como seña de identidad en documentos oficiales dela institución.
La historia
El acontecimiento histórico del que León puede presumir un poco más a partir de ahora tuvo lugar a comienzos del reinado de Alfonso IX, en el año 1188, en el claustro de la Basílica de San Isidoro, tal como se mantiene en la afirmación del monarca en una comunicación al Arzobispo de Compostela. Antes de las Cortes de León de 1188, según señala Fernando de Arvizu en un trabajo sobre este tema, “no había Cortes, ni en los reinos españoles ni en ninguna otra parte de la Europa cristiana, que –en el siglo XII– es tanto como decir Europa civilizada”.
El mismo autor señala que una serie de acontecimientos políticos que terminan en la primavera de 1188, junto a una tradición jurídico-pública convergente, brindaron el momento oportuno para que la participación ciudadana se uniese a la Curia plena, dando lugar al nacimiento de las Cortes estamentales, que cristalizan en la Baja Edad Media y perduran durante toda la Edad Moderna.
El acontecer histórico permitió que en León, apunta Arvizu en ‘Las primeras Cortes Leonesas’ la representación ciudadana se uniese a la Curia antes que en ningún otro reino español. Aunque Castilla reivindicó esta primacía con las Cortes de Burgos de 1169, los historiadores están de acuerdo en que las de León de 1188 contaron con asistencia de ciudadanos, mientras que esta concurrencia no está probada en el caso de Burgos. En el mismo texto se cuestiona qué se hizo en las Cortes Leonesas. La respuesta es, para el autor, sencilla: se legislóo al menosesa es la única actividad que se conoce. Se promulgaron unos Decretos y una Constitución, conocida por el documento original, que refleja -como notitia- la decisión tomada en una curia para corregir abusos como los despojos, las reclamaciones basadas en la enemistad, la incautación de bienes y de personas, la exigencia indebida de prestaciones señoriales y, en general, la opresión hacia el más débil.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s