Moneo, el arquitecto de la luz, Príncipe de Asturias de las Artes

El maestro navarro recibió el premio como un regalo el día de su 75 cumpleaños.

El arquitecto navarro Rafael Moneo, junto a una de sus maquetas, ayer en su domicilio de Madrid. chema moya
efe | oviedo 10/05/2012
Rafael Moneo (Tudela, 1937), maestro de arquitectos, especializado en el uso de la luz como elemento constructivo para crear espacios diáfanos en sus edificios, ha obtenido hoy el premio Príncipe de Asturias de las Artes, el primero de los galardones que se ha fallado en la edición de 2012. Moneo, que ya había optado al premio en más de una decena de ocasiones, se ha impuesto a otras 38 candidaturas procedentes de 25 países y ha llegado a las últimas rondas de votaciones junto al arquitecto japonés Toyo Ito y al compositor estonio Arvo Part.
El jurado, presidido por el exministro y empresario José Lladó, ha destacado en su acta tanto su dimensión universal como su obra, que enriquece los espacios urbanos «con una arquitectura serena y pulcra» que le ha convertido en un reconocido maestro que conjuga estética y funcionalidad especialmente en sus interiores diáfanos. Estos interiores «sirven de marco impecable a las grandes obras de la cultura y del espíritu», según el jurado, uno de cuyos miembros, el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, ha destacado su capacidad de crear espacios para el arte cuya máxima expresión se dio con la ampliación de la mayor pinacoteca española.
Desde que en 1961 ganó el Nacional de Arquitectura hasta que fue nombrado académico de Bellas Artes de San Fernando, Moneo ha sumado los más importantes premios de arquitectura, desde el Pritzker de Arquitectura -considerado el Nobel de esta disciplina- en 1996 al europeo de arquitectura contemporánea, Mies van der Rohe, en 2001.
En España cobró notoriedad por la ampliación del Museo del Prado y del Museo Thyssen de Madrid, la remodelación de la estación de Atocha y del aeropuerto de Sevilla, o el diseño del Museo de Arte Romano de Mérida, del Kursaal de San Sebastián y del Auditorio de Barcelona, entre una larga lista de obras. Es autor también de la adaptación del Palacio de Villahermosa para albergar la colección de los barones Thyssen, donde la disposición de las pinturas se hace siguiendo un movimiento circular ideado por el arquitecto. Artífice de la ampliación del Museo del Prado con el claustro de la Iglesia de los Jerónimos, diseñó un proyecto que incluía la construcción de un gran «cubo» que fue muy criticado desde diversos ámbitos, por lo que se vio obligado a introducir algunas modificaciones.
Sorpresa
«He recibido un regalo con el que no contaba y que ha sido una sorpresa», ha dicho a Efe tras la concesión del Príncipe de las Artes coincidiendo con su 75 cumpleaños, ya que había sido candidato en tantas ocasiones que ya había la esperanza de lograrlo. «Cuando me han llamado, he pensado que sería porque el jurado quería resolver alguna duda sobre algún candidato. Ésa ha sido mi primera reacción», ha explicado el galardonado. Al premio optaban la bailarina cubana Alicia Alonso, los pintores Jasper Jones y Paula Rego, el arquitecto Frank O. Gehry, el diseñador Philippe Starck, el músico Claudio Abbado y la cantante mexicana Chavela Vargas, entre otros.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s