Siéntete el centro del mundo, pero sólo si eres parte de él. Por Mosquife.

Corto pensamiento que dejó Mosquife  en su blog (no se quien es) hace dos años pero que merece la pena leerlo entero. Apliquemonos el cuento todos para hacer un mundo mejor, por lo menos entre los que nos rodean:
http://mosquife.obolog.com/sientete-centro-mundo-parte-357606
A veces nos creemos con la capacidad de decidir siempre, y encima hacerlo diciendo que es por el bien del otro…
Cuantas veces somos capaces de decidir en base a nuestros deseos y para engañar a nuestra conciencia, para engañarnos a nosotros, para quedar bien, soltamos eso de “es lo mejor para ti”
Y el otro que pinta, nada?
El otro no puede decidir que es lo mejor para el, que pasa que es tontito, que esta limitado, que no es tan importante como nosotros que tenemos que decidir por el? Pues no, la verdad es que lo que nos pasa es que estamos decidiendo desde nosotros, desde lo que nosotros creemos más conveniente para nosotros, desde lo que nosotros creemos que será lo mejor para nosotros… nosotros, que al fin y al cabo es un yo camuflado.
Así que invito a decir la verdad, a contar las cosas tal y como son, a dejar de utilizar frases hechas para quedar bien y que hacen daño, a dejar de pensar que el otro es tonto, que no puede decidir, y esto le hará sentir mejor… porque en ocasiones el otro ni tan siquiera es un poquillo tonto, sino que es mucho más listo que nosotros y no sólo se da cuenta de que es una mentira camuflada, sino que es capaz de ir más allá y de descubrir tanto sobre nosotros, con esa frase que lanzamos que ni tan siquiera nosotros somos capaces -por nuestra absurdez- de ver…
Por eso os invito a ser sinceros, a dar las razones verdaderas, no razones bonitas, no razones para quedar bien, sino razones verdaderas, para todo, para nuestros amigos, para nuestra familia, para nuestros conocidos, para nuestra pareja… Dejemos de engañar al personal, con falsas palabras, con mentiras que se pierden en la claridad del día, con falsa responsabilidad y sobre todo dejemos de decidir por el otro sin contar con el otro.
Dejemos de mirarnos el ombligo y de creernos el centro del mundo, por lo menos si utilizamos frases que dicen todo lo contrario.
“Siéntete el centro del mundo, pero sólo si eres parte de él”
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s