Sepultada en Colombia la soldado del Ejército español que murió en Afganistán

España-Afganistán 30/06/2011 EFE
La soldado colombiana Niyireth Pineda, quien murió el pasado domingo en Afganistán al servicio del Ejército español, fue sepultada hoy en un cementerio de Pereira, ciudad del centro oeste de su país natal y donde vive su familia.
Centenares de personas asistieron a la ceremonia fúnebre, así como funcionarios y mandos militares de España y Colombia. El cadáver de Pineda llegó a Pereira el miércoles y fue trasladado al Parque Cementerio La Ofrenda, donde tuvieron lugar sus exequias.
Pineda, de 31 años, falleció al estallar una bomba al paso del vehículo blindado en el que se trasladaba, en un atentado que también causó la muerte del sargento español Manuel Argudin, de 34 años.
Uno de los tres militares que también resultaron heridos fue el soldado Jhony Alirio Herrera Trejos, originario de Bogotá, quien sufrió fracturas en las piernas y en un brazo.
Tras llegar el cadáver al aeropuerto Matecaña de Pereira, capital del departamento de Risaralda, a unos 200 kilómetros al oeste de Bogotá y ubicada en la región conocida como el Eje Cafetero, le fueron rendidos honores militares.
Entre los asistentes a la ceremonia estaba el coronel español José María Arraco, quien anunció que el hijo de la soldado, de diez años y residente en España, recibirá una indemnización. También estuvieron presentes Luz, la madre de Niyireth, así como sus hermanos, Carlos Andrés, Paula y Uberney.
El miércoles en la Base Alemán Ramírez de Las Palmas de Gran Canaria el príncipe Felipe presidió una ceremonia en la que la soldado colombiana fue condecorada a título póstumo con la Cruz del Mérito Militar, a la que también asistió la ministra de Defensa, Carme Chacón.
Este jueves durante el oficio religioso que presidió el párroco Martín Gilberto Jiménez, el ataúd estuvo cubierto con la bandera de Pereira, cuyos colores coinciden con los de la de España: amarillo y rojo.
España tiene en la actualidad 1.550 soldados en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), de Naciones Unidas y bajo dirección de la OTAN, repartidos entre la base de Herat y la zona de Qala-i-Naw, en el oeste afgano.
Niyireth Pineda, antes de partir a España, era maestra de escuela en el sureño departamento de Tolima, según dijo a Efe su hermana Nuribia. Hacía siete años que vivía en España, adonde llegó como madre soltera y cabeza de familia con la intención de buscar mejores oportunidades para su hijo, tal y como explicó desde Colombia una de sus hermanas.
Ella pertenecía al RIL Soria 9 de Fuerteventura, y según estoy informado su hermana había llegado al RIL Canarias 50 de Gran Canaria -ambos pertenecientes a la Brigada Ligera de Canarias- una semana antes de su fallecimiento. 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s