«Ahora en las catedrales no ves un cura ni a propósito»

Julio Llamazares escribe la segunda parte de ‘Las rosas de piedra’

19/04/2011 belén molleda | león

Imagen de Julio Llamazares, ayer, en el claustro de San Marcos.
j. casares
El escritor Julio Llamares considera que «la iglesia trata a las catedrales como si fueran museos», hasta el punto de que «ahora no ves a un cura en ellas ni a propósito». «Hay que pasar por taquilla, ya no son los lugares de reunión y de culto que eran», ha añadido el escritor en un café de redacción organizado por Efe en el Parador de San Marcos de León, donde se ha referido a la obraLas Rosas de Piedra, en la que recorre las catedrales de España, y sobre la que está escribiendo la segunda parte.
Incluso en su origen, aunque era religioso, las catedrales también eran un símbolo de poder, como lo es ahora tener «un museo de arte o una bodega». «De hecho, que Madrid se empeñará en construir una catedral en el siglo XX es por el complejo que tenían de no tenerla», ha afirmado.
En total son más de 70 templos catedralicios los que piensa recorrer el autor, que ya ha visitado más de cincuenta. Las catedrales son como un libro de historia, en ellas ves perfectamente qué paso en la Guerra Civil española o por ejemplo en la Edad Media.
Una de sus «debilidades», ha confesado, es la catedral de Coria, en Extremadura, que tiene cosas muy buenas a nivel artístico, pero es impresionante la cantidad de «reliquias disparatadas» que alberga. «Allí está el mantel de la última cena de Jesucristo, lo tienen en un arca y sale un pico por ahí; tienen una pluma del arcángel San Gabriel; leche de la Virgen en una ampolla, barro del que fue hecho Adán, Tibias de San Tinoco, tres o cuatro…», ha dicho Llamazares, que ha asegurado que «es la mejor de España en este nivel». Luego están catedrales como la de Calahorra (La Rioja), en las que aprendió por ejemplo porqué se dice que sabes más que el Lepe, una ciudad de la que se fue el obispo, a Logroño, y en cuyo palacio episcopal se puede leer «se vende cubil por falta de cerdo».
Las últimas catedrales que ha visitado han sido las de Extremadura, y le quedan por recorrer las de La Mancha, Levante, Baleares y Andalucía.
Llamazares alterna la escritura de esta obra con otras, como una novela, titulada Las lágrimas de San Lorenzo , en la que usa la lluvia de estrellas como pretexto para hablar sobre el paso del tiempo. De esta obra, tiene escritas medio centenar de páginas, pero tampoco tiene «muy claro» su argumento. Recientemente, ha presentado un libro de cuentos Tanta pasión para nada.
Sobre Zapatero. Julio Llamazares (Vegamián, 1955) se considera un apasionado de la literatura de viajes y es católico porque le han bautizado.
Sobre la comunidad autónoma de Castilla y León, ha dicho que es «artificial», fue «un error político, que se debe de corregir», ya que fue fruto de una decisión antidemocrática. Para él el mapa autonómico de España no está cerrado y considera que «decir esto le recuerda a Franco».
«Ni los Estados son eternos, ni las comunidades autónomas», ha dicho Llamazares, que ha insistido en que Castilla y León es una especie de monstruo creada con restos de otras autonomías. También se ha referido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, paisano de él, de quien ha dicho que «le ha tocado estar al frente de un barco en el peor momento en el que podía estar». Nunca le ha apoyado, pero tampoco le ha criticado, ha dicho Llamazares, que cree que «no se ha hecho justicia con él» y que ahora todo el mundo hace leña del árbol caído.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s